¿CÓMO DEBEN CUIDARSE NUESTRAS JOYAS?

COMO NORMA GENERAL, LAS JOYAS HAN DE CUIDARSE SIEMPRE CON GRANDÍSIMO ESMERO. LAS JOYAS SON PIEZAS DE GRAN VALOR Y LA GRAN MAYORÍA DE ELLAS MUY DELICADAS, POR LO QUE DEBEMOS TRATARLAS SIEMPRE CON EL MÁXIMO CUIDADO. PARA SU BUENA CONSERVACIÓN, PUEDES SEGUIR UNOS SENCILLOS CONSEJOS:

  • PARA LIMPIAR SUS JOYAS DEBE USAR SIEMPRE AGUA TIBIA Y JABÓN (PH NEUTRO), UTILIZANDO UN CEPILLO DE CERDAS SUABES Y SECÁNDOLAS POSTERIORMENTE CON UNA GAMUZA O MEJOR AÚN CON UN SECADOR.
  • EVITE SIEMPRE EL CONTACTO DE LA JOYA CON PRODUCTOS COSMÉTICOS O DOMÉSTICOS (COLONIAS, DETERGENTES, ECT...) QUE PUEDAN DAÑAR SU COLOR Y TEXTURA.
  • ES NECESARIO COMPROBAR FRECUENTEMENTE QUE LOS CIERRES ESTÉN EN BUEN ESTADO.
  • ES RECOMENDABLE CHEQUEAR EL ENGASTE DE LAS PIEDRAS, PARA ASEGURARSE DE QUE ESTÁN TODAS EN SU SITIO Y NO SE MUEVEN EVITANDO ASÍ QUE SE CAIGAN Y SE PIERDAN.
  • NO DEBEN EXPONERSE LAS JOYAS A CAMBIOS DE TEMPERATURA BRUSCOS, SOBRE TODO JOYAS CON PIEDRAS Y PERLAS.
  • PARA LA PERFECTA CONSERVACIÓN DE SUS JOYAS, ES PREFERIBLE QUE LAS GUARDE SIEMPRE DE MANERA INDIVIDUAL, EN SUS ESTUCHES ORIGINALES Y EVITAR QUE SE RAYEN.
  • SI UTILIZA UN JOYERO, INTENTE QUE LAS PIEZAS ESTÉN SIEMPRE EN COMPARTIMENTOS SEPARADOS.
  • ES RECOMENDABLE QUE LAS CADENAS QUEDEN CERRADAS Y EN PLANO PARA QUE NO SE FORMEN NUDOS.

 

SI TUVIERA CUALQUIER DUDA ACERCA DEL ESTADO DE SUS JOYAS, RECOMENDAMOS QUE NO LAS UTILICE HASTA QUE HAYAN SIDO REVISADAS POR UN ESPECIALISTA.